Ingenuity

Vuelos en Marte: una gran hazaña en la carrera aeroespacial

El dron Ingenuity es el primero en la historia sobrevolar Marte en forma controlada y con motor. Los detalles de la hazaña y las posibilidades de más vuelos.

El lunes, el helicóptero Ingenuity Mars de la NASA se convirtió en el primer avión de la historia en realizar un vuelo controlado y con motor en otro planeta. Lo hizo sobre Marte, lo que significa un importante paso en la industria de los vuelos y aeroespacial. Si bien este dron no está equipado con instrumentos científicos, logró moverse en un ambiente en condiciones extremas.

El Ingenuity ascendió a 3 m. y mantuvo un vuelo estacionario estable durante 30 segundos. Luego descendió y volvió a tocar la superficie de Marte después de registrar un total de 39,1 segundos de vuelo.

Al respecto, el Administrador Asociado de Ciencia de la NASA, Thomas Zurbuchen, anunció: "Ahora, 117 años después de que los hermanos Wright lograron realizar el primer vuelo en nuestro planeta, el helicóptero Ingenuity de la NASA ha logrado realizar esta asombrosa hazaña en otro mundo".

La importancia de esta hazaña se explica por las complejas condiciones de Marte. El Planeta Rojo tiene una gravedad significativamente menor, un tercio de la de la Tierra, y una atmósfera extremadamente delgada, con solo el 1% de la presión en la superficie en comparación con nuestro planeta. Esto significa que hay relativamente pocas moléculas de aire con las que las dos palas del rotor de 1,2 m. de ancho del Ingenuity puedan interactuar para lograr el vuelo.

El aparato llegó en el rover Perseverance, un vehículo de exploración del espacio, que gracias a su tecnología brindó apoyo durante las operaciones de vuelo, tomó fotografías, recopiló datos ambientales y funcionó como base de comunicación con la Tierra. El objetivo de la misión es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de vida microbiana antigua.

Además, será la primera misión en recolectar y almacenar rocas y regolitos marcianos (roca y polvo rotos). Posteriormente la NASA, en cooperación con la Agencia Espacial Europea, enviarían naves a Marte para recoger otras muestras de la superficie y devolverlas a la Tierra para un análisis en profundidad.

Temas relacionados