Destino

México: ¿Qué visitar en Chiapas?

Con una naturaleza desbordante, Chiapas conquista los corazones de los viajeros aventureros. Pero hay más para hacer en este rincón de México...

Chiapas es un tesoro en México. Sus gemas de diversas tonalidades se descubren en las rojas guacamayas que vuelan en parvadas sobre la selva, en el cristalino espectáculo del agua que se precipita en estruendosas cascadas, en el azul turquesa que reposa en plácidas lagunas o en los cálidos colores de la puesta del sol extendida sobre interminables playas. Estas gemas también se revelan en las detalladas figuras talladas en piedra de las estelas mayas, en el enigmático simbolismo oculto en los textiles o en la refinada elaboración de una joya de ámbar.

El tesoro de Chiapas se encuentra además en el placer de degustar platillos que saben a siglos de historia o en el aroma de un humeante café surgido del milenario grano. No menos valiosas son la cálida hospitalidad de su gente o el sonoro canto de las maderas que nace de la marimba cuyas melodías envuelven las riquezas del estado. Chiapas es apasionante...

Pueblos Mágicos de Chiapas.

Chiapa de Corzo, San Cristóbal de Las Casas y Comitán de Domínguez reúnen en sus centros históricos trazos urbanísticos renacentistas con monumentos de primera categoría que remiten al mudéjar, al barroco y al neoclásico y que constituyen itinerarios artísticos de fachadas, retablos, esculturas, pinturas y artesonados. Por otro lado, Palenque ha sido reconocido por la exuberante belleza de sus verdes paisajes, su pintoresca cotidianidad y sus tesoros de la cultura maya. Chiapas lo espera con la tradición de sus cuatro pueblos mágicos.

Chiapa de Corzo, corazón y alma de Chiapas a orillas del río Grijalva, se distingue por el conjunto monumental donde sobresalen La Pila, única en su tipo en Iberoamérica, y el templo de Santo Domingo con el edificio conventual anexo. Festiva y orgullosa, es sede de una de las fiestas más coloridas de México: la Fiesta Grande de Enero con su “Danza de los Parachicos”, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Es también reconocida por su exquisita gastronomía, con platillos como el cochito horneado y sus dulces típicos, así como por la belleza artesanal manifiesta en la laca, la talla en madera y los bordados, como los que se aprecian en los trajes regionales de Chiapaneca y Parachico. Por si fuera poco, es el punto de embarque para el recorrido por el río Grijalva dentro del espectacular cañón del Sumidero.

san cristobal.jpg

Por su parte, San Cristóbal de Las Casas, la antigua Ciudad Real de Chiapas, es uno de los Pueblos Mágicos más bellos y originales de México, poseedor de un conjunto monumental que reúne el arte colonial centroamericano con el arte mexicano en sus fachadas, retablos barrocos y los rasgos propios del neoclásico.

La entejada ciudad de San Cristóbal de Las Casas evoca una imagen tradicional e histórica en un ambiente único de pluralidad cultural donde se produce un encuentro de lenguas y estilos. Localizado en las montañas de los Altos de Chiapas, la magia de este pueblo se descubre al recorrer las calles donde la cultura viva se manifiesta en sus barrios y fiestas, así como en textiles, objetos de metalistería, juguetes populares y joyería.

Los llanos que rodean Comitán de Domínguez, cuna de la independencia de Chiapas y de Centroamérica, son una región de maravillas donde se encuentra el Parque Nacional Lagunas de Montebello, los sitios arqueológicos de Tenam Puente y Chinkultic y el Parador Santa María, antigua hacienda con su Museo de Arte Sacro. Desde Comitán se puede llegar a las cascadas El Chiflón, los lagos de Colón o el cenote Chukumaltik, donde se practica el buceo; a los templos virreinales de Copanaguastla y San José Coneta y el sitio maya de Lagartero. Su centro histórico reúne templos coloniales y del siglo XIX, casonas tradicionales, museos y centros culturales. Es la tierra del héroe civil Belisario Domínguez y de la escritora Rosario Castellanos.

Catalogado como Pueblo Mágico, Palenque aloja importantes manifestaciones de la cultura maya, una pequeña plaza central de ambiente agradable y un mercado de artesanías, donde puede adquirir joyería y textiles chiapanecos. Ahí se encuentra el Parque Nacional de Palenque, Patrimonio Cultural de la Humanidad, que resguarda una espectacular zona arqueológica maya rodeada de abundante selva y hermosas cascadas. Se trata de una de las ciudades arqueológicas más interesantes de México, conocerla es descubrir el alma del mundo maya; es entender mitos, rituales, creencias y admirar la arquitectura majestuosa de nuestros antepasados.

Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, moderna y tradicional, es la principal ciudad del estado y cuenta con una amplia infraestructura de servicios para encuentros de negocios, espectáculos y de reuniones. También ahí se disfruta de excelentes restaurantes y hoteles, así como de espacios de esparcimiento y cultura como el Parque de la Marimba, el Museo Regional de Chiapas y el Zoológico Miguel Álvarez del Toro. Tuxtla Gutiérrez es la puerta de entrada hacia los miradores que ofrecen una impresionante vista del cañón del Sumidero.

En la costa, la ciudad de Tonalá es una las poblaciones más antiguas y aún conserva en buena medida su arquitectura tradicional de casas de teja y fuerte colorido. En Tonalá se encuentra el templo colonial de San Francisco de Asís con su retablo dorado, uno de los mejores edificios de esa época en toda la región. Centro de una de las principales regiones ganaderas del estado, se encuentra también rodeada de vestigios arqueológicos como los del sitio Iglesia Vieja, ubicado en las estribaciones de la Sierra Madre, amplio complejo con basamentos para pirámides, largos muros de piedra, esculturas y estelas labradas.

Tapachula de Córdova y Ordóñez presenta una peculiaridad que proviene de la fusión de su clima tropical cálido, húmedo y exuberante, así como del encuentro de culturas, pues es punto de llegada de inmigrantes europeos y asiáticos. Ubicada en región Soconusco, es el centro de una zona dedicada a la cafeticultura y, en general, a la agricultura tropical de plantación. Con el cultivo del café alcanzó el esplendor económico y social en la primera mitad del siglo XX, prosperidad que se refleja en el Antiguo Palacio Municipal, entre otras construcciones. Es además la ciudad principal de la frontera sur de México.

Naturaleza y aventura en México.

Chiapas posee diversos ecosistemas de selvas, bosques y sabanas representados en una red de Áreas Naturales Protegidas de las cuales Montes Azules, El Ocote y El Triunfo, son las de mayor extensión. Además de la espectacular belleza de parques nacionales como Lagunas de Montebello, Cañón del Sumidero y Palenque, el estado cuenta con una de las riquezas de fauna más notables de México y de todo el continente.

mexico-1325046_1920.jpg

A ello se suma su red de ríos dividida entre las vertientes del Pacífico y el Atlántico; por la cuenca Grijalva-Usumacinta, los dos ríos más caudalosos del país, fluye un tercio del agua dulce de México. La abundancia y diversidad de entornos naturales de Chiapas permite realizar innumerables actividades de aventura, como montañismo, rappel, tirolesa, descenso en río, bicicleta de montaña, kayak, campismo, escalada y otras más.

La Ruta de los Mayas.

Al seguir la Ruta de los Mayas en Chiapas se podrá admirar la grandeza de los sitios prehispánicos, escuchar a los residentes hablando en diversas lenguas mayas y descubrir en sus rituales el sincretismo de sus raíces. Las zonas arqueológicas más representativas del estado son Izapa, Iglesia Vieja, Chiapa de Corzo, El Lagartero, Tenam Puente, Chinkultic, Yaxchilán, Bonampak, Toniná y Palenque.

Playas del Pacífico mexicano.

A orillas del océano Pacífico, largas playas de arena fina esperan a quienes buscan descubrir un mundo místico, exótico y natural. Además de las bellezas naturales del mar y de los fascinantes recorridos por lagunas costeras y manglares, existe un servicio de calidad en hoteles, una gastronomía con sazón de mar, una variedad de actividades acuáticas y experiencias únicas con la naturaleza y las comunidades costeras.

Chiapas es un destino de pesca al natural donde existen lugares idóneos para practicar la pesca deportiva y disfrutar un día de aventura. Las aguas marinas de Acapetahua, Arriaga, Pijijiapan, Tapachula, Tonalá y las aguas dulces de Catazajá, Chiapa de Corzo y Ocozocoautla de Espinosa son escenarios que además de ofrecer su riqueza comparten con los visitantes maravillosos paisajes.

La Ruta del Café mexicana.

La Ruta del Café es una de las experiencias más fascinantes de turismo alternativo en Chiapas. El viajero recorre caminos entre la selvática vegetación al encuentro de las fincas Irlanda, Argovia, Hamburgo, La Chiripa, Santo Domingo y San Francisco, que cuentan instalaciones para la atención de los visitantes. En ellas y sus alrededores pueden practicarse senderismo, observación de flora y fauna, bicicleta de montaña, paseos a caballo, identificación de los procesos de producción de café y de la floricultura, entre otras gratificantes posibilidades.

Temas relacionados

Deja tu comentario